nathan mumford espanol cancer cordon umbilical
Parte 1 de nuestras series en curso “#WeCanICan: Vencer al cáncer con sangre de cordón umbilical” (junto con la iniciativa Día Mundial contra el Cáncer)

¡El cáncer escogió a la persona equivocada cuando eligió a Nathan Mumford! Tres veces sobreviviente de cáncer y receptor de trasplante de sangre de cordón umbilical, Nathan es la prueba viviente de que podemos vencer al cáncer con la sangre de cordón umbilical (#WeCanICan).

#WeCanICan: #BeatCancer with Cord Blood

#WeCanICan: #BeatCancer with Cord Blood

En Save the Cord Foundation, a menudo se escucha hablar sobre las maravillas de la sangre de cordón umbilical y el hecho de que se utiliza para tratar más de 80 enfermedades. Nos ha visto referirnos a los extraordinarios programas públicos de donación de sangre de cordón umbilical en todo el mundo y a los grupos de familias que impulsan la investigación de maneras asombrosas para el posible tratamiento de la parálisis cerebral, pérdida de la audición, lesión cerebral traumática, autismo… Aún así, a menudo, estos hechos y anuncios en las noticias tan solo se convierten en palabras, palabras sin sentido.

La historia de Nathan Mumford cambiará la situación.

Nathan Mumford in hospital fighting cancer

Nathan Mumford, tres veces sobreviviente de cáncer y receptor de trasplante de sangre de cordón umbilical.

Nathan Mumford, tres veces sobreviviente de cáncer y receptor de trasplante de sangre de cordón umbilical.

Nos gustaría presentarle a una persona fabulosa cuya historia de vida es nada más y nada menos que increíble. Nathan es de Cleveland Heights, Ohio. En 1988, a la edad de 8, su vida cambió para siempre. Se le diagnosticó la enfermedad de Hodgkin y así comenzó una lucha de vida con varias formas de cáncer. En ese momento, los médicos le dijeron a sus padres que Nathan tenía un 40 % de posibilidades de sobrevivir si se sometía a quimioterapia. Por ende, lo hizo.

Esa fue la primera vez que alguien en la familia de Nathan tuvo que lidiar con el cáncer. Era un mundo nuevo lleno de numerosos desafíos y preguntas para Nathan y su familia. Finalmente, cuando Nathan llegó a 6.º grado, los médicos le dieron la buena noticia a él y su familia. Había ganado la batalla contra la enfermedad de Hodgkin. Nathan pudo centrarse en ser un niño, ir a la escuela y comenzar una vida. Él y su familia estaban entusiasmados.

Luego, en 2004, Nathan nuevamente se enfermó cuando tenía veinticuatro años, justo después de completar sus estudios en Morehouse College en Atlanta. Los médicos le diagnosticaron leucemia mieloide aguda, y el panorama no era alentador. Desafortunadamente, sus médicos le explicaron que tenía 0 % de posibilidades de sobrevivir y que los tratamientos tradicionales no servirían. No obstante, Nathan dio pelea.

Estuvo en el hospital por seis meses esperando encontrar a un donante de médula ósea. No se encontró ningún donante. Su oncóloga, la Dra. Mary Laughlin, le sugirió que considerara participar en un ensayo clínico que se estaba realizando en ese momento, en el que se empleaba sangre de cordón umbilical para el tratamiento de la leucemia. El estudio se llevaba a cabo con la colaboración del Dr. Pablo Rubenstein del Programa Nacional de Sangre de Cordón Umbilical. Le explicó que aunque se habían comprobado algunos casos de éxito, el estudio se consideraba experimental en ese momento.

Nathan tomó la oportunidad y nunca miró atrás. Recibió un solo trasplante de sangre de cordón umbilical y, en 2006, los médicos lo declararon ¡libre de cáncer!

Actualmente, los trasplantes de sangre de cordón umbilical ya no se consideran experimentales y son de rutina en pacientes que padecen tipos de cáncer en la sangre, como leucemia o linfoma. Se reconoce a la sangre de cordón umbilical como tratamiento viable para más de 80 enfermedades.

ESTOS SON ALGUNOS HECHOS:

– Las células madre de la sangre de cordón umbilical tiene criterios de compatibilidad más amplios que aquellos requeridos para los donantes de médula ósea. A diferencia de la médula ósea, la sangre de cordón umbilical está disponible directamente cuando se la necesita, si se tomó y almacenó en un banco de sangre.

– La obtención de células madre de la médula ósea requiere un procedimiento quirúrgico. Las células madre de la sangre de cordón umbilical se obtienen directamente del ombligo y la placenta en el momento del parto y se almacenan criogénicamente para uso futuro del donante, un familiar o un receptor desconocido.

– La sangre de cordón umbilical tiene un potencial de compatibilidad más amplio que la médula ósea, lo que significa que el paciente y el donante no necesitan ser “perfectamente compatibles”.

– Las células madre de sangre de cordón umbilical son más resistentes a infecciones, tienen menos efectos secundarios después del trasplante y requieren menos medicamentos tras el trasplante que en el caso de las células madre de médula ósea.

– Estudios sugieren que además la sangre de cordón umbilical tiene una mejor capacidad de generar glóbulos que la médula ósea debido a que la sangre de cordón umbilical contiene prácticamente 10 veces más células hematopoyéticas.

En el caso de Nathan, el trasplante de sangre de cordón umbilical fue exitoso y su participación en este importante ensayo clínico ayudaría a allanar el camino para otras personas en todo el mundo que padecen tipos de cáncer en la sangre. Si bien el trasplante parecía haber funcionado y la familia de Nathan estaba encantada con el progreso que él estaba haciendo, la madre de Nathan, quien por su parte había estado luchando contra el cáncer, perdió la batalla contra el cáncer de mamas. Un año y medio después de la muerte de su madre, el hermano mayor y mejor amigo de Nathan, Daymon Mumford, murió trágicamente de un disparo en el pecho. No hace falta decir que Nathan se vio enfrentando un nuevo grupo de desafíos dada la pérdida de su madre y hermano.

Nathan Mumford y su familia.

Nathan (sentado en el regazo de su madre) y su familia.

La tenacidad de Nathan de aferrarse a la vida ha sido nada más y nada menos que un milagro. Su fuerza de voluntad y la dedicación desinteresada y continua de su familia, junto con la visión de su médico de acceder a las propiedades curativas únicas de la sangre de cordón umbilical, lo salvaron literalmente. Hoy está entre nosotros gracias a un trasplante de sangre de cordón umbilical.

Pero la historia de Nathan no termina allí. En 2013, se casó y un año después recibió más malas noticias de su médico. Le diagnosticaron cáncer de colon. Esta era una lucha muy diferente a las batallas anteriores contra el cáncer. Este cáncer era más probablemente una enfermedad secundaria causada por la quimioterapia a largo plazo que había recibido anteriormente. Esta vez, Nathan y sus médicos acordaron que él era más fuerte y podía hacerle frente al cáncer con los métodos tradicionales. Nathan pasó la mayor parte de 2014 luchando contra el cáncer de colon. Resultó vencedor y le atribuye gran parte de su éxito al apoyo y al amor de su esposa y familia.

Nathan Mumford (después del trasplante de sangre de cordón umbilical) y su esposa, Camille
Actualmente, Nathan se refiere a esta tercera batalla contra el cáncer como a su “3.º campeonato”. Nos alegra llamarlo un ¡sobreviviente del cáncer tricampeón!

Es imposible conocer la historia de Nathan si conocer a Nathan mismo. Sus experiencias con el cáncer le dieron una perspectiva única de la vida y el mundo. Su participación en el ensayo clínico con sangre de cordón umbilical para el tratamiento de la leucemia le permitió ver por sí mismo cómo ocurren los avances en la medicina. Su fe y firme concepto de familia le permitieron perseverar en cada una de estas peleas contra el cáncer. Sabe que fue bendecido pero conserva su modestia. Su prioridad ahora es ayudar a otros que padecen cáncer a mantenerse enfocados en los tratamientos y en los placeres de la vida.

Recientemente, Nathan comentó que desea “Devolverle a la comunidad que lucha contra cáncer de alguna manera lo que recibí, y permitir a los pacientes con cáncer y a sus seres queridos aprovechar mis experiencias. Intento compartir mi batalla contra el cáncer, la pérdida de mi madre por cáncer de mama y la muerte reciente de mi hermano, Daymon, como vehículos para inspirar a otros”.

Recientemente comenzó un nuevo capítulo en su vida. Fundó la KEM Foundation, inspirada y así llamada en honor a su madre, Karen E. Mumford, quien lo cuidó con tanto afecto durante sus primeras dos batallas contra el cáncer.

La fundación tiene sede en Cleveland, Ohio y se centra en ayudar a pacientes con cáncer a encontrar el apoyo que necesitan para transitar los tratamientos mientras que siguen disfrutando de la vida. Estos son algunos de los programas más exitosos del grupo:

  • Karen Cares: Ofrece un día de cuidados para grupos de mujeres que padecen cáncer.
  • Espacios saludables: Crea espacios saludables para pacientes con cáncer de la Cleveland Clinic, Metro Hospitals y University Hospitals para alentarlos durante su recuperación.
  • Desde el Corazón: Un evento anual de generosidad, apoyo y amor centrado principalmente en ayudar a los niños que padecen cáncer y trastornos sanguíneos en las áreas de Cleveland y la ciudad de Nueva York.

KEM Foundation_Support for Cancer Community
Nathan Mumford es la prueba viviente de que nunca debemos rendirnos ante las adversidades sino mantenernos enfocados en el objetivo y perseverar. Es la prueba viviente de que la sangre de cordón umbilical salva vidas y es clave en la batalla contra el cáncer.

Es una inspiración para nosotros, y sabemos que será una inspiración para usted también.

Gracias, Nathan, por todo lo que haces y gracias por compartir tu historia con Save the Cord Foundation.

Descubre más. . .

¡Únase al movimiento en apoyo de la sangre de cordón umbilical!
Regístrese para recibir nuestro boletín informativo o síganos en las redes sociales.

About Save the Cord Foundation

Save the Cord Foundation, a 501c3 non-profit organization, was established to promote awareness of the life-saving benefits of cord blood based on unbiased and factual information. The Foundation educates parents, health professionals and the general public about the need to preserve this valuable medical resource while providing information on both public cord blood donation programs and family cord blood banks worldwide.

Support Save the Cord Foundation

Our mission depends on supporters like you. Please support our cause by making a donation or promoting our website and message where you can. We appreciate all the support!
(We NEVER ask for cash donations. Online donations are easier and safer. Thank you.)

© 2016 Save The Cord Foundation - All Rights Reserved · Powered By: Joker Media